Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

13 agosto 2012   Por:

¡Hidrátate!

 

Somos un 70% de agua, por lo que parece bastante lógico que la hidratación sea una de las bases de toda nuestra salud, no sólo de nuestra nutrición. Y aunque casi siempre nos centramos en la hidratación de la piel y en la importancia que tiene para mantenerla joven y sana, hoy vamos un poco más allá: hidrátate desde dentro para estar tan sana como guapa.

Sobre todo en verano, nuestro cuerpo necesita una reposición constante de líquido. Generalmente bebemos sólo cuando tenemos sed, pero la sed es un pobre indicador de las necesidades de hidratación del cuerpo: cuando la boca se seca y notamos que necesitamos beber, el cuerpo ha perdido ya demasiada cantidad de líquidos, y la reposición que le proporcionamos bebiendo no es suficiente. De hecho, los expertos aseguran que sólo el 50% de la pérdida de agua se repone de forma espontánea o bebiendo cuando tenemos sed.

Por eso, más aún si estás expuesta a altas temperaturas, es tan importante beber de forma constante, lo ideal sería en pequeñas cantidades cada 15 o 20 minutos. Y, especialmente, si vas a hacer ejercicio, ya que a través del sudor se pierde no sólo agua, sino gran cantidad de sales minerales, como el sodio o el potasio.

Hay una receta casera que es perfecta para reponer líquidos (y viene muy bien también en casos de trastornos gastrointestinales, en los que es muy fácil deshidratarse): llena una botella con un litro de agua (mejor si es mineral o, al menos, hervida), añádele el zumo de un limón y de tres a cinco cucharadas de azúcar (a tu gusto). Además de hidratarte, esta refrescante bebida te ayudará a mantener unos niveles correctos de glucosa en sangre.

Además, si quieres que el agua que bebes sea aún más refrescante, prueba a servirla con una rodajita de lima o pepino, o unas hojas de hierbabuena. ¿Qué te parece?