Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

24 octubre 2012   Por:

Alimentos para un cabello bonito

 

Los cambios de estación, sobre todo al pasar del verano a la temporada de otoño invierno, nos traen una serie de inconvenientes como los resfriados, un bajón de ánimo acompañado de desmotivación y reducción de la energía que los expertos denominan síndrome afectivo estacional… y la caída del cabello, que después del verano por lo general está débil y estropeado.

En el otoño, como ya hemos visto, la caída del cabello es algo muy común y que generalmente no es preocupante. Los nutricosméticos pueden ayudar a prevenir y minimizar el volumen de caída. Sin embargo, la forma más natural y saludable de tener un cabello sano y bonito es seguir una buena alimentación equilibrada y asegurarse de que el cuerpo consume todas las vitaminas y nutrientes esenciales que necesita.

Hoy te desvelamos cinco que no deben faltar en tu dieta si quieres presumir de un cabello bonito, brillante y fuerte, así como evitar que caiga. ¡Toma nota y comprueba que no te falta nada!

En primer lugar, las vitaminas: sobre todo la A, la B y la C. Las encontrarás en el hígado y la casquería en general, en los lácteos, en los cereales como el arroz, la avena y el trigo, y en los cítricos y otras frutas como las manzanas.

Seguimos con el hierro: muy importante para el cabello, ya que ayuda a que los folículos capilares se mantengan sanos. Lo encontrarás en las legumbres como lentejas y garbanzos, en las espinacas, en las almejas y las ostras y en el apio.

El cobre es un nutriente menos conocido pero también importante, que está en frutos secos (sobre todo en las nueces y las avellana), en el cacao, en los champiñones y en la soja, así como el zinc, que actúa como antioxidante y ayuda a prevenir la caída del cabello, y que está presente en el plátano, los higos, los espárragos, las berenjenas, los garbanzos y el germen de trigo.

Por último, no te olvides del ácido fólico, que te ofrecen alimentos como el zumo de naranja, los espárragos, el brócoli, la remolacha o el aguacate.