Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

1 agosto 2011   Por:

Body Coaching: lo último para perder peso

 

Seamos sinceras: el principal “contra” de casi todas las dietas y técnicas de adelgazamiento es que, en la mayoría de los casos, cuando estamos satisfechos con los resultados, damos por finalizado el tratamiento y sin pautas ni apoyo nos enfrentamos ya solos a nuestra vida del día a día, vacaciones, comidas familiares, compromisos sociales…  Y sin darnos cuenta, poco a poco vamos relajándonos y recuperando los malos hábitos y con ello los kilos.

Esto llega a convertirse a veces en algo cíclico: con los primeros rayos de sol nos planteamos adelgazar y lo conseguimos, a lo largo del invierno vamos recuperando los kilos, y en primavera volvemos a empezar otro tratamiento.

En este contexto surge el Body Coaching,  un nuevo concepto para perder peso de forma segura y saludable, y mantenerlo a largo plazo que te presentamos hoy. El objetivo no es tan solo conseguir una pérdida de peso puntual, sino generar cambios activos y duraderos en el estilo de vida, los hábitos alimentarios y la actividad física.

En las clínicas que cuentan con este programa, como por ejemplo la Clínica Planas, se establece un tratamiento personalizado adecuado a las necesidades de cada paciente, que incluye dieta (hipocalórica, proteinada, baja en grasas de control hormonal, etc), técnicas médico-estéticas (radiofrecuencia, ultrasonidos, mesoterapia, bioestimulación, drenajes, etc), sesiones individuales de entrenamiento físico y terapia de apoyo psicológico (control de ansiedad, hambre, decaimiento, etc). 

El objetivo del Body Coaching no es tan solo una pérdida de peso puntual, sino generar cambios activos y duraderos sobre el estilo de vida, los hábitos alimentarios y la actividad física de los pacientes, lo que resulta mucho más eficaz.

En la clínica se realiza un coaching multidisciplinar con un equipo de expertos para abordar cada caso de manera individualizada y tomando en consideración diferentes aspectos que afectan a nuestra manera de afrontar los retos cotidianos y de relacionarnos con la comida. Todo ello acompañado de controles médicos y nutricionales, asesoramiento en actividad física y apoyo psicológico, piezas clave del tratamiento para la pérdida de peso y su posterior mantenimiento.

El tratamiento de body coaching consiste en:

– Una primera visita con el médico especialista para realizar un estudio de composición corporal con el fin de individualizar el tratamiento.
-Visitas semanales con el médico especialista para establecer la dieta, realizar los controles y cambios necesarios durante un mes.
Coaching con psicólogo.
Coaching  en grupo para motivar el cumplimiento del objetivo.
– Ocho  sesiones de técnicas médico-estéticas (las más adecuadas a cada paciente).
– Ocho sesiones de entrenamiento personal individualizado.

Según nos cuentan, los resultados son muy satisfactorios, y el camino para conseguirlos, mucho más llevadero que con otros métodos. Y lo más importante: no hay ningún riesgo para la salud, al contrario, ya que aprendemos a cuidarnos de la forma que más nos conviene. ¿Cómo lo ves?

Imagen: Stock Xchng