Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

29 noviembre 2011   Por:

Desayuno en Tiffany, mucho más que diamantes

 

Hace unos días pasamos una mañana de película. Y no sólo porque desayunásemos en  la tienda de Tiffany&Co. en Madrid , que también, sino  porque nos adentramos en el universo de esta marca, que es tan mágico o más de lo que parece.

Este año 2011 y el próximo 2012  marcarán un antes y un después en el seno de Tiffany&Co. Si este año se ha cumplido el 50 aniversario del look y el bird on a rock de Tiffany que popularizó Audrey Hepburn en la célebre película Breakfast at Tiffany’s, en 2012 se cumple el 175 aniversario desde que Louis Comfort Tifffany levantó la primera piedra de su emporio, en 1837.

Setenta y cinco  años en los que Tiffany&Co. ha formado parte de la historia de muy diversas y originales maneras: el azul Tiffany (color registrado) pasó a convertirse en el color de las invitadas de las bodas de la época, un collar de perlas de Tiffany  selló el amor del presidente Lincoln hacia su mujer,  el Tiffany diamond tallado en 90 caras y de color tostado era descubierto en las minas de Kimberly (Sudáfrica), Tiffany&Co. se convertía en protagonista de una película, el Tiffany setting pasaba a ser anillo de compromiso más vendido en todo el mundo, un sello de Tiffany&Co. se imprimía, hasta nuestros días, en una de las caras de los billetes de dólar.

Se trata de 175 años en los que Tiffany ha sido sinónimo de diamantes, romanticismo y felicidad. Combinación que sigue más vigente que nunca. Muestra de ella es la inmersión de la firma en el universo 2.0 con la creación de What makes love true, aplicación de Ipad y Iphone en la que uno puede sumergirse en divertidos videos de lo que los niños entienden por amor, degustar los restaurantes más románticos de Nueva York a través de una guía virtual, deleitarse con las canciones más románticas que se pueden descargar en Itunes o tomar nota de los consejos de Tiffany&Co. para que el amor siga vivo entre la pareja… con un diamante, por supuesto.

Si bien es cierto que Tiffany&Co. ha sido una marca que siempre ha ido asociada al lujo y sus famosos diamantes, en parte gracias a Jean Schlumberger, el alsaciano que creó el bird on a rock,  la llegada de la diseñadora Elsa Peretti en los 70’s a la firma amplió los horizontes  hacia caminos mucho menos explorados como el diseño y la utilización de otros materiales, como la plata.

Así nacieron otras piezas que Peretti convirtió en iconos de la firma como las beans, los diamonds by metres, las ban coffs (brazaletes creados a partir de radiografías de cada una de las muñecas y con medidas muy específicas), los open hearts y las botellas que Peretti solía llevar con una flor en su interior, a modo de florero.  Colaboraciones que no han cesado y que se han ampliado a otras diseñadoras como Paloma Picasso, la hija del pintor malagueño, con sus colecciones inspiradas en Marrakech o el sur de España.

Esto convierte a Tiffany&Co. en una firma de lo más democrática. Y es que todas las colecciones, salvo las que llevan incrustaciones en diamante, están disponibles en plata a precios accesibles a todas las economías. Si todavía no te has decidido, seguramente lo harás cuando veas la reedición de la película El Gran Gatsby en 2012, con Leo DiCaprio, puesto que todas las joyas que aparecen en el filme han sido diseñadas exclusivamente por Tiffany. Dicen que el amor no tiene precio. ¿Por qué no regalar esta Navidad una joya Tiffany&Co.?

Imágenes: Josh Haskin, Carlton Davis, Alex Cayley y © Tiffany & Co.