Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

19 febrero 2011   Por:

Desfiles de Duyos y Schlesser, dos formas de ver lo mismo

 

A ritmo de una musa de los 70s, Jeanette, Juan Duyos ha homenajeado a la mujer para la que cosían los maestros a finales de los años 60.

Ángel Schlesser, no ha dado tanta vuelta en el calendario y desde otro punto de vista ha dibujado la silueta femenina.

Ambos creadores, con sus evidentes diferencias se ha basado en las mismas líneas puras.

El desfile de Duyos en Cibeles  Madrid Fashion Week, con el gigantesco objetivo de una cámara de fotos como punto de partida ha mostrado una colección otoño invierno, muy diferente a las últimas propuestas del diseñador. Además del abrigo –capa que ha cerrado el desfile, hemos visto faldas rectas, por debajo de la rodilla, otras faldas, con más vuelo y por encima de la rodilla, vestidos con espaldas espectaculares, cuellos de piel y pantalones de cintura alta. En los colores hemos visto pelea: por un lado los rojos y rosas, por otro los negros, blancos y visones, con algún toque de azul y verde. Y en los tejidos, caídas muy femeninas conseguidas con rasos, organzas, lanas y muselinas.

Así fue la colección de Duyos. Una delicia traída del pasado que sabe a futuro.

El otoño-invierno de Ángel Schlesser es más urbano.

Para una mujer de veinticuatro horas y agenda completa, ¿salir de noche tras un día agotador? ¿Cómo no?, con estas creaciones  tan vaporosas y sexys.

¿Una reunión a primera hora?  pués aquí el traje perfecto con un detalle chic, estola o chaquetilla de piel.

También se puede ir perfecta con cualquiera de los pantalones acampanados y camisas que se han paseado hoy por la pasarela de Schlesser, o con los pantalones pitillo o piratas. Hubo de todo, así como mono-pantalón, vestidos túnica, chalecos y jerséis súper prácticos. Y como hay que dar imagen de profesional competente, nada como la sobriedad de los grises y negros y para endulzar, un poco de blanco, naranja, azul y verde, dejando una nota de sorpresa con un traje y un vestido en chispeante tono fucsia.

Para los días más fríos: abrigos y cazadoras acolchadas.

Y para rematar la propuesta: taconazos y bolsos de gran capacidad. Lo dicho el equipo perfecto para quién quiera salir a comerse el mundo.

 IMÁGENES: image.net