Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

20 agosto 2010   Por:

E2, cada pieza es una nueva historia

 

En la moda lo viejo siempre vuelve, pero no son muchos los diseñadores capaces de crear tendencia de piezas antiguas y olvidadas.

Precisamente, renovar lo antiguo es un arte que Michèle y Olivier Chatenet  dominan a la perfección. Ambos forman el equipo de E2, marca parisina que recicla lo antiguo para ponerlo a la moda, que convierte lo viejo en nuevo.

Al principio, Michèle y Olivier se dedicaban a buscar prendas viejas de marcas como Yves Saint Laurent o Madame Grès en rastros de calidad para posteriormente arreglarlas y darles un aire único.

Ese aire único y exclusivo, es decri, el hecho de ofrecer piezas únicas irrepetibles e inigualables, fue precisamente la clave de su éxito.

Sus adaptaciones iban desde el cambio de botones, a la aplicación de lentejuelas o tachuelas. O simplemente una nueva confección de la prenda, partiendo de cero.

La fascinante excepcionalidad de sus creaciones dio lugar a que estrellas como MadonnaGwyneth Paltrow eligieran sus prendas, asegurándose que nadie más coincidiría con ellas.

Aunque lo suyo es trabajar sobre prendas viejas de marcas conocidas y renovarlas, esta pareja cuenta también en su historial con la revitalización de marcas. En este sentido es destacable el periodo durante el que estos dos parisinos trabajaron, antes de crear  E2,  para Hermès ,  tiempo en el que aportaron sus ideas innovadoras dando vida a esta marca con tanta historia.  En la misma línea, desde 2003 la marca de impermeables Ramosport aprovecha su toque mágico para crear una colección de prendas únicas para la boutique parisina Colette.

Otro de los aspectos que hace especial a E2 es que intenta rehuir las convenciones de moda. Así, la marca prefiere recurrir al recurso de la exposición para sus prendas, en lugar de la manida pasarela. Y dada la naturaleza única de sus diseños, sus clientes no tienen que esperar los seis meses habituales para conseguir sus prendas, pueden comprar lo que deseen en el acto.