Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

20 junio 2011   Por:

El mundo a tus pies

 

Tras meses de encierro obligado, los pies salen a la luz. Aunque los especialistas recomiendan una buena pedicura cada 4 ó 6 semanas durante todo el año para evitar un destape traumático, generalmente son nuestros grandes olvidados, y en cuanto llega el buen tiempo… ¡horror!

Y eso que no cuesta tanto cuidarlos en casa: es suficiente con incorporar a la rutina de la ducha el uso de una piedra pómez o una herramienta que elimine las células muertas y evite la formación de durezas, y con una dosis diaria de hidratación, además de aplicar una mascarilla nutritiva una vez  la semana.

Durezas, talones agrietados, deshidratación y piel cuarteada son los problemas más frecuentes, pero si es tu caso no te preocupes, tienes a tu disposición productos fantásticos para reparar el desastre. Eso sí: si quieres darte un lujo, nada mejor que acudir a un centro especializado.

Te proponemos dos instrumentos que se convertirán en tus básicos para el cuidado de los pies: son los must de la firma Beter, experta en el cuidado personal, para unos pies suaves y sin durezas. El primero es una lima láser con mango ergonómico, rápida, suave y delicada, que reduce y pule la piel seca y rugosa de talones y planta del pie, perfecta para combatir las durezas ligeras y los talones agrietados. El segundo, para durezas más severas, es un quitadurezas que incluye un depósito para recoger los residuos a medida que se eliminan.

Además, no olvides hidratar los pies como merecen, con un producto específico como Lipikar Podologics de La Roche-Posay, un cuidado relipidizante para combatir la sequedad extrema de los pies, que alisa, repara y alivia. Este verano… ¡presume de pies con tus sandalias!

Si te apetece darte un capricho, aquí tienes dos propuestas sólo para tus pies:

Hot Milk & Almond Pedicure
Sólo disponible en el Bliss Spa del Hotel W de Barcelona, es un ritual de bienestar que comienza con un baño de pies a base de leche caliente y leche de almendras, ultra hidratantes. Incluye limado de durezas, corte y limado de uñas, exfoliación con limón y salvia, y un masaje relajante de pies a rodillas, que te dejará como nueva. Para terminar, elige el color del esmalte entre sus más de trescientas opciones. Duración: 60 minutos.

Jet Lag Pedicure
La propuesta de Mi Calle de Nueva York para piernas cansadas, con mala circulación o varices, y personas que pasan mucho tiempo de pie, ya que utiliza esencias descongestionantes como las de caléndula y mentol.  Comienza con un baño de pies, e incluye exfoliación, masaje, mascarilla, limado y cortado de uñas, y esmaltado en el tono elegido.  Para un resultado aún mejor, combínalo con una sesión de ictioterapia, una exfoliación natural que realizan los peces Garra Rufa. Duración: 90 minutos / 120 con ictioterapia.