Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

14 marzo 2011   Por:

El germen de la belleza, visitamos la fábrica de Germinal

 

¿Cómo se crea un cosmético?

Seguro que es una pregunta que te has hecho miles de veces en tu centro de estética, en la perfumería… Porque un gesto tan sencillo como es aplicar un tónico o una crema de manos, encierra tras de sí un sinfín de procesos y rigurosas pruebas de laboratorio…

En Solo Moda hemos tenido el privilegio de comprobarlo de primera mano, porque hemos realizado una visita guiada a los Laboratorios Alter, sede de la fábrica de Germinal.

Allí, su cosmetóloga experta en I+D, Marisa Crespo, nos recibió amablemente en la “casita”; un edificio especialmente construido para realizar juntas y reuniones. Y allí expuso, amena e interesante, los entresijos del proceso de fabricación de un cosmético aplicando ejemplos reales que actualmente comercializa Germinal como el Contorno de Ojos Noche y Día.

Marisa nos explicó el proceso completo, enfatizando en temas de interés para las editoras de belleza, como son los diferentes tests que supera una fórmula de laboratorio hasta convertirse en un producto cosmético que se puede comprar en las tiendas: bacteriológico, de inocuidad, de eficacia, de uso y de FPS (si lo contiene)

Además, nos ilustró sobre las diferentes propiedades de las materias primas que se emplean en la fabricación de cosméticos y cómo son sensibles a las modas y los efectos del marketing más allá de su eficacia… “Ahora ya casi no se resalta el contenido en vitamina E de una crema. Pero eso no significa que no esté presente en su composición”, puntualizó.

Pero no todo podía ser teoría… Y lo mejor de la visita a las instalaciones de Germinal fue poder traspasar las puertas de su laboratorio.

Primero visitamos la llamada “Zona Piloto”, donde se mezclan y las materias primas para preparar las fórmulas primigenias de los cosméticos (fase piloto) que después son sometidas a los primeros tests.

Comprobamos en primera persona la textura y el olor (más bien la ausencia de él) de algunas siliconas sintéticas que se utilizan para fabricar cremas de manos. También pudimos ver cómo reaccionan los distintos componentes al combinarse… Cómo se espesan o licuan dependiendo de con qué instrumentos se mezclen.

A continuación, pasamos a la zona industrial de los laboratorios. Allí pudimos ver en funcionamiento la versión XXL de máquinas como la TRI-AGI (en la imagen en su versión piloto). Un aparato 100% español que han importado países de la UE como Alemania o Italia.

Después, la sala más esperada. El “templo” de las ampollas flash Germinal Acción Inmediata:

Aquí, Marisa nos comentó las enormes cifras que maneja el laboratorio. Cada día, Germinal fabrica ¡30.000 ampollas flash!

Nosotros asistimos, sorprendidos, al proceso de envasado de una de las partidas que salen de esta sala cada hora… Y fuimos obsequiados con muestras de producto.

Tras la visita, llegó el momento de despedirnos de Marisa y del equipo de rr.pp de Germinal. Y ahí mismo, justo antes de una agradable comida con las demás invitadas, empezó nuestro proceso de asimilación de toda la inforación recibida en los laboratorios.

En Solo Moda lo disfrutamos muchísimo y aprendimos un montón… Por eso esperamos que tú, lector, ahora conozcas un poquito más este apasionante universo que es la cosmética.

Imágenes: Lucía Pardavila