Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

6 agosto 2011   Por:

Green Religion: con B de belleza y de bio

 

Hace ya varios años que vivimos en plena fiebre “verde”, que en los ambientes más cool ha pasado a llamarse green religion: productos naturales, productos bio, productos “sin”, cosmĂ©tica natural todo tipo de ofertas que fomentan valores como la responsabilidad medioambiental, la Ă©tica y la sostenibilidad y el culto a la naturaleza, tanto para el cuidado de la piel como para la alimentaciĂłn, para la ropa…

Lo eco y lo bio no sólo convive, sino que casi se funde en una sola tendencia que busca el uso de productos más naturales. ¿Sabías que sólo en España en los últimos cinco años la venta de productos considerados “naturales” se ha multiplicado por seis?

En primer lugar es importante saber que no es lo mismo un producto natural, fabricado a partir de ingredientes naturales o ecológicos, y uno bio (certificado): los productos bio provienen de la agricultura ecológica, contienen al menos un 95% de ingredientes naturales, y están certificados como tales por un organismo independiente y reconocido, el más extendido es Ecocert.

Y además, hoy en dĂ­a los productos bio, que antes sĂłlo se encontraban en herbolarios, podĂ­an tener una dudosa procedencia y estaban considerados como poco atractivos, por tener quizá menos cuidados aspectos como el packaging, los aromas, las texturas… no sĂłlo están considerados y son tendencia, sino que existen muchas marcas reconocidas que ofrecen (o tienen, detalle importante porque pueden tener una lĂ­nea bio y el resto de productos no) productos bio.

Productos bio: Dr. Hauschka y Aveda
Productos bio: Dr. Hauschka y Aveda

Entre estas marcas de reconocido prestigio y totalmente naturales podemos destacar por ejemplo la firma griega Korres, toda a base de ingredientes naturales;  Plante System, de venta en farmacias y con una lĂ­nea de cuidado facial excepcional; algunas lĂ­neas de Yves Rocher y The Body Shop, Sanoflore, Aveda, Dr. Hauschka, Weleda… las hay de todos los tipos,para todos los gustos y para todos los bolsillos.