Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

20 septiembre 2010   Por:

La elegancia de Andrés Sardá en Cibeles Madrid Fashion Week

 

Empezó el desfile de Andrés Sardá y en plena mañana se hizo la noche. Una foto fija iluminaba la pasarela para que ningún otro foco robara protagonismo a unas creaciones elegantes, y muy muy originales.

La firma catalana de lencería  había apostado en otras ocasiones por propuestas muy vanguardistas pero lo de hoy se ha presentado en un tono más calmado.

Estilismo, música y maquillaje han colaborado para ofrecer una atmósfera relajante, tan sensual como un encuentro entre dos. Pero éramos muchos y casi todos hemos aplaudido.

La colección Sensual Chic, se ha inspirado en la obra del fotográfico de Helmut Newton. La ambigüedad de los trabajos del artista se ha plasmado en esas prendas de marcado carácter masculino (esmoquin, chaleco, pantalón) que han resultado tremendamente femeninas.

Tanto la  propuesta de moda baño como los diseños de ropa interior han jugado con esa contradicción, masculino y femenino.

Han gustado los tejidos reversibles para el baño, las corazas metálicas a modo de armadura, las pieles, como un manto de armiño y los chubasqueros plastificados.

Respecto a la moda íntima, la firma que dirige Nuria Sardá ha presentado piezas muy funcionales (ya que su mecanismo permite regular el tamaño de las prendas).

Los encajes, preciosistas y sensuales, se han presentado en  blanco y negro, aunque también se han visto rosas y rojos y amarillos y azules. Los estampados, rayados y con grafismos de rascacielos. Otras aplicaciones que han ejercido de elemento decorativo han sido las piedras de Swarovsky, las lazadas de quita y pon,  los flecos y el nido de abeja, así como las lentejuelas.

Y es que a veces, la elegancia se lleva por dentro.