Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

21 agosto 2011   Por:

Labios 100% besables

 

Sonríen, seducen, hablan, sugieren, invitan, besan… Unos labios bonitos, hidratados, cuidados y sin rastro de pielecitas secas son fundamentales para un look perfecto. Por eso, y también porque su piel es muy fina y delicada, y está muy expuesta a todo tipo de agresiones, debemos cuidarlos a diario para mantenerlos en plena forma.

Y es que la belleza de los labios no se reduce a maquillarlos con un gloss o una barra de labios. Es totalmente al revés: el maquillaje es el último paso de una rutina de cuidados que pasa por la hidratación continua y permanente, la exfoliación, y la protección de los factores ambientales (en verano, sobre todo, el sol; en invierno, la sequedad que producen el frío y el viento).

Los labios se resienten casi de inmediato cuando no los tratamos bien: se resecan, se agrietan, aparecen esos pellejitos que cuesta tanto no morderse, y luego, al maquillarlos, en lugar de estar más bonitos, están aún peor. Por eso es tan importante acostumbrarse a cuidar los labios a diario, para que no se estropeen y estén sanos, hidratados, nutridos, jugosos y suaves.

Empieza por un buen bálsamo labial, que los hidrate y los proteja, y utilízalo todas las veces que sea necesario a lo largo del día. Llévalo siempre encima, y aplícalo cada vez que te acuerdes. Te proponemos tres clásicos que no fallan: Carmex, Baume de Rose y Kiss Mix, para todos los gustos.

Una vez a la semana, exfólialos suavemente, ya sea con un producto específico (como por ejemplo los exfoliantes labiales de Lush, a base de azúcar), o simplemente cepillándolos con suavidad con el cepillo de dientes. Así, eliminarás todas las células muertas y favorecerás la renovación celular y la microcirculación, para que estén impecables.

Por último, cuando vayas a la playa, a la piscina o a la montaña, no te olvides de protegerlos del sol, sobre todo si los tienes muy sensibles y con tendencia a tener heriditas o calenturas.