Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

30 septiembre 2010   Por:

Las cinco alturas de las bailarinas de Mónica García

 

 

La colección Otoño/Invierno  2010-2011 de la diseñadora asturiana Mónica García está compuesta por piezas muy imaginativas a sumamente prácticas. Repasamos sus propuestas para ayudarte a elegir.

 La línea más fresca y colorida de la propuesta invernal son las bailarinas. Creadas con tejido Liberty y materiales como la napa, las bailarinas de Mónica García cuentan con estampados de diseño propio y un plus de comodidad: partiendo de un mismo patrón de las bailarinas se desarrollan 5 alturas diferentes: plana;  3cm; 8cm; 10cm; con plataforma y 12cm sin plataforma, lo que supone un montón de posibilidades para conseguir que el calzado se adecue a los gustos y necesidades de cada mujer.

 De la colección de Mónica García queremos destacar el modelo New Piamonte. Nos encanta su estética retro sobre raso de seda y los originales adornos de cuentas metálicas; el modelo Mulbahuer. Muy chic el mix de estampado militar y las bolitas de visón multicolor; Y el modelo Pollock. Es genial la oda a la obra del original artista estadounidense, y nos gusta especialmente su rompedor estilo salón con plataforma interior.

 

Respecto a la otra línea (la primera) de la colección, en todo el trabajo se deja ver la inspiración en el Art Nouveau, la ciencia ficción de la década de los 50 y los sofisticados personajes femeninos del cine negro.

Para su creación Mónica García ha utilizado materiales nobles como piel de serpiente, o potro, avestruz, y una gama de colores que van del negro al gris, pasando en ocasiones al tono natural  del lino.

Los tacones de vértigo son ultrafemeninos.

Como es habitual en la creadora asturiana, la profusión de detalles dota a toda la colección de un sello inconfundible.

Es cuestión de distinción y buen gusto.

Mónica García es una experta combinando texturas y convirtiendo cada una de sus piezas en un objeto único.