Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

16 febrero 2012   Por:

Lo mejor de Valencia Fashion Week I

 

Una edición más, Solo Moda está presente en Valencia Fashion Week. Esta vez, nuestra intención es detectar y destilar lo mejor de la pasarela y ofrecerte la MODA vista a través de nuestros ojos.

En la primera jornada, no exenta de cambios respecto a ediciones anteriores (financiación privada en lugar de pública, showroom interior, nuevos patrocinadores…) hemos observado cómo algunas novedades son, por derecho propio, lo más destacable.

Cristina Piña
Segunda incursión en la pasarela valenciana de esta diseñadora de alma blogger y gusto exquisito.


Para el próximo otoño, Cristina vuelve a apoyarse en la música y vuelve a hacernos vibrar… Si Copacabana, su anterior colección a ritmo de bossa nova, nos enamoró perdidamente con sus gasas y sus turbantes; Jazz, su apuesta para el próximo otoño, nos mece el corazón con sus crêpes y paillettes al son de un cuarteto en directo.

Nos gustan sus propuestas diurnas: elegantes pantalones de talle alto en tweed con hilo de oro, abrigos cortos que se acercan a la silueta cocconY nos encantan sus looks de noche: vestidos con encajes de hilo de plata, transparencias justas para un estilo sexy pero cuidado al detalle y una dualidad masculino-femenina depurada en cada pieza.

Todo ello rematado por la exquisitez de complementos artesanales, calzado español (made in Fosco) y pieles nobles que demuestran que, para Cristina Piña, hacerse grande sobre la pasarela sólo es cuestión de tiempo… ¡6 meses exactamente!

Ion Fiz
Tras Fizzisimo (su colección 10º aniversario presentada en Madrid Fashion Week) llega el turno de la hermana pequeña de la firma: Serie By Ion Fiz.

Para esta segunda línea, la inspiración glamurosa es la misma y los patrones respiran las siluetas suaves de Fizzisimo; pero un punto más urbano que cosmopolita… Si la temporada anterior veíamos Nancys festivas y repeinadas; la próxima nos fijaremos en muñecas funky de pelo afro.

 

Imágenes: Lucía Pardavila