Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

4 febrero 2012   Por:

Madrid Fashion Week, tercera jornada

 

Una jornada marcada por la modernidad. Por esos diseñadores jóvenes que ya han superado los tópicos y pueden contar con la confianza de crítica y público.

Como Teresa Helbig, que presenta una mujer que sigue su estilo: mezcla de romanticismo y fuerza femenina.

Los colores: negro rock para el dĂ­a y nude charlestĂłn para la noche salpicados de verde esmeralda y magenta.

Con un recuerdo al jazz y una mezcla entre 20’s y 80’s más que favorecedora, Helbig convence. Y mucho.

Nos encantan sus tops de pedrerĂ­a combinados con shorts de cuero, botas camperas y estolas de pelo rosa palo.

Davidelfín llega acompañado de su habitual troupe, que, esta edición, alcanza su máximo esplendor al cerrar el show su trío de imprescindibles: Alaska, Mario y Bimba.

PresentĂł un patronaje que ya es seña de identidad en Ă©l y apostĂł todo al lanco y negro sobre sus habituales “zancos” Louboutin.

Nos quedamos con los bolsos diseñados por Pelayo y los ollares hechos a mano con tubos quirúrgicos.

Intercalado entre el las propuestas de “los mayores”, se cuela el desfile doble de Ion Fiz y Juana MartĂ­n.

Ion repasa todo su patronaje para celebrar su dĂ©cimo aniversario…

Mientras, Juana presenta unas propuestas cuya intenciĂłn va cayendo, poco a poco, en repeticiones continuas del mismo recurso: la pedrerĂ­a XL.

Pero la gran triunfadora de la crĂ­tica (al menos de la nuestra) esta jornada es Ana Locking.

Porque no todo el mundo es capaz de reinterpretar una década como los años 20 (muchos lo están intentando estos días) aportado frescura, novedad y patronaje exquisito.

Nos enamoran sus vestidos largos Art DecĂł.

 

Imágenes y vídeo: Lucía Pardavila