Cerrar

Vuestros Comentarios

 Un Comentario
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

30 junio 2010   Por:

Maravilloso fin de semana en Cantabria

 

Es una gran idea que te puede hacer la vida más fácil. Dos referencias clave del turismo cántabro, el Cenador de Amós y el Hotel Balneario de Solares, proponen un paquete de dos días por tan sólo 360 €.

Son muchos los motivos para escaparse a Cantabria. Uno es, que Cantabra está de moda.

Además de su riqueza paisajística y monumental, del mar y de la montaña, puede presumir de joyas como la gastronomía y las aguas termales. Dos exponentes de dicha excelencia son el Cenador de Amós y el Hotel Balneario de Solares. Pues bien, desde ahora y hasta el 31 de diciembre, ambos establecimientos presentan un exclusivo paquete de dos días para disfrutar en pareja de la cocina que elabora el famoso chef Jesús Sánchez quien, a través de texturas, aromas y sabores, casi acaricia el alma del comensal.

El paquete está diseñado para dos personas al precio de 360 € (IVA incluido), incluye estancia en régimen de alojamiento en habitación doble y desayuno buffet así como almuerzo o cena en su restaurante, El Manantial. Y por supuesto, la oportunidad de beneficiarse recorriendo el circuito completo, Balnea Romana, ¡oh! y de las propiedades de sus aguas conocidas ya en el siglo XIII. El spa natural cuenta con diferentes temperaturas y grados de humedad, distribuido en dos alturas, tiene piscina fría y caliente, baño de vapor, dos saunas secas equipadas con cromoterapia y aromaterapia, dos duchas de contraste y fuente de hielo además de una piscina templada de flotación.

Una actividad perfecta para todos los públicos, si bien, previamente el personal del establecimiento brinda una consulta médica también incluida en el importe. Antes o después de sumergirse y a tan sólo unos kilómetros de distancia, Villaverde de Pontones acoge otro escenario idílico en el que regalarse una auténtica experiencia gastronómica. Es el Cenador de Amós, antigua casa-palacio del siglo XVIII con diferentes salones decorados impecablemente y cuyos jardines inspiran, asimismo, calma.

Sin duda, una escapada única, sujeta a disponibilidad del hotel y cuya duración se puede ampliar. ¡Umm!