Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

30 julio 2011   Por:

Masajes con un twist

 

El masaje luz de luna de Mali es el tratamiento estrella de Pañpuri Organic Spa, un verdadero oasis en el que aislarse del mundo y dejarse mimar, recién abierto en la Milla de Oro Madrileña (c/ Lagasca 90), tras el éxito de los centros de Bangkok y Sidney, dos templos del lujo y los sentidos mundialmente reconocidos.

Este tratamiento combina todo tipo de técnicas, cada cual más apetecible: masaje tradicional tailandés, aromaterapia, reiki y técnicas de acupresión para asegurar una relajación absoluta. Entrega tu cuerpo al rítmico oleaje de un masaje corporal completo con toques de acupresión, para dejarte fluir en el exquisito aroma de las exclusivas esencias de aceite de jazmín 100% orgánico, con técnicas de masaje de aromaterapia.

Permite que las curativas manos de sus terapeutas floten sobre ti, absorbiendo la energía negativa y reabriendo los canales energéticos. Siéntete en comunión contigo mismo, disfruta los duraderos efectos y fragancias de sus sensuales aromas, y termina la experiencia con un rico té orgánico.

Entre los beneficios del tratamiento, destacan que ayuda a mejorar la circulación de la sangre y del sistema linfático, favorece una relajación profunda, combate el estrés y produce una profunda sensación de bienestar general. ¿A qué esperas para probarlo? Precios: 60 minutos, 85 €. 90 minutos, 115 €.

El tratamiento más demandado del hotel Asia Gardens, en Benidorm, es el masaje Nuad Thai, que se realiza siguiendo las ancestrales fórmulas de la medicina tailandesa, y consiste en una serie de movimientos “desconcertantes” para los occidentales, ya que la terapeuta emplea, no sólo las manos, sino sus codos, brazos, pies y piernas para efectuar manipulaciones, presiones y sujeciones destinadas a estirar, doblar y desbloquear todos y cada uno de los músculos y articulaciones. Se trata de un masaje terapéutico que busca la apertura de los flujos de energía al tiempo que libera las tensiones.

El resultado: un agradable estado de bienestar, flexibilidad y relajación inmediato. Otro aspecto curioso de este masaje es que evita el contacto directo piel con piel, por lo que se realiza ataviado con un pijama thai.

El broche de oro: una infusión desintoxicante y refrescante servida siguiendo el ritual del té al borde de la espectacular piscina climatizada del spa. Precio: desde 95 € (dependiendo de la duración).