Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

31 julio 2012   Por:

Mirada joven y fresca

 

Siempre encontramos una excusa para no realizarnos ese tratamiento que tanto deseamos: o bien por ser en una zona muy visible o por requerir unos días de descanso post. Las vacaciones de verano son un momento idóneo para dar el paso definitivo de una forma discreta, sin bajas laborales ni explicaciones. El Dr. José González Vidal, oftalmólogo especialista en cirugía plástica ocular y Director de la Clínica Miestetic, aconseja aprovechar estos días festivos para realizarse tratamientos como eliminar los párpados caídos y disimular las ojeras y las bolsas, volviendo al trabajo con una mirada nueva y rejuvenecida.

“Los ojos son la parte más importante de nuestro rostro, lo primero que se ve. Una mirada envejecida puede aportar un aspecto triste y apagado a nuestra imagen. Por ello es muy cómodo aprovechar esta época veraniega para retocarlo” nos explica el Dr. José González Vidal, “una mirada se empieza a ver envejecida cuando la piel del párpado y del contorno de ojos se va desinflando a causa del paso de los años. Es entonces cuando la piel se descuelga, sobre todo el lateral, y la piel del párpado inferior se arruga y cuartea” nos aclara el doctor.

El Dr. José González Vidal utiliza la microcirugía ocular para el tratamiento de los párpados y las ojeras, “gracias a la microcirugía las heridas son más pequeñas que con la cirugía tradicional y sin cicatrices en el párpado inferior, por lo que la recuperación es más rápida y con menos posibilidad de complicaciones que con otras técnicas” nos explica el Dr. González Vidal, especialista en cirugía ocular.

Mediante la microcirugía se elimina por un lado el exceso de piel del párpado superior, dejando un párpado despejado y con una piel firme. Por otro lado, en la misma intervención o como tratamiento independiente, se elimina el exceso de grasa de las ojeras haciendo que éstas desaparezcan.

El doctor González Vidal realiza el tratamiento previa aplicación de gotas de colirio anestésico en los ojos y anestesia local. La duración son sólo unos 20 minutos en el caso de los párpados superiores y 40 en el caso de intervenir en los superiores e inferiores.

La paciente se puede ir a su casa inmediatamente después, realizando un control médico al cabo de una semana. Como recomendaciones post tratamiento, sólo es necesario aplicar hielo las primeras 24 horas y un colirio antibiótico durante una semana. Se puede volver a la actividad normal en 48 horas, sin ser necesario reposo. Así si realizamos este tratamiento en verano, el postoperatorio será mucho más cómodo.

Imagen: Miestetic