Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

26 septiembre 2011   Por:

Perfumes con historia: el aroma de Capri

 

Para una fanática del perfume, Carthusia es un nombre que evoca aromas mediterráneos, los cítricos y el romero de Capri y la costa Amalfitana, aroma a verano, a flores y a naturaleza. Aunque hoy es posible comprar en España las fragancias de la marca, no hay nada comparable a adentrarse en una de las boutiques Carthusia, como la coqueta tienda de la Via Camerelle de Capri (que da nombre al perfume más conocido de la marca), o la tienda – fábrica que se encuentra a sólo unos pasos, en la Via F. Serena, y en la que es posible ver cómo se siguen fabricando los perfumes de forma artesanal.

Según la leyenda, en el año 1380 el padre prior de la Carthusia (cartuja) de San Giacomo, a raíz de la inesperada llegada a Capri de la soberana Jeanne d’Anjou, recorrió la isla buscando las flores más bellas, que permanecieron en el mismo agua durante tres días. Cuando fue a tirarlas, el prior descubrió que el agua había adquirido una misteriosa fragancia, y se dirigió al alquimista, que escribió de dónde provenía el perfume en el “Garofilum Silvestre Caprese”. Se cuenta que esa agua fue el primer perfume de Capri.

La historia cuenta que en 1948 un monje encontró las viejas fórmulas de los perfumes, y que, con permiso del Papa, se las reveló a un químico de Piamonte, que creó el laboratorio más pequeño del mundo, llamado precisamente “Carthusia”.

Hoy, mucho tiempo después, la tradición sigue vigente: en la limitada producción, que se hace por completo en la fábrica artesanal de la Via F. Serena de Capri, se utilizan los mismos métodos que usaban los padres de la Carthusia, y las materias primas naturales más preciosas y de más alta calidad. Incluso el producto terminado se envuelve a mano, a la hora de comprarlo (doy fe de ello, pues ya que visité esta meca del perfume no pude resistirme a la tentación de llevarme uno conmigo). Y elegí Via Camerelle, que lleva el nombre de la calle más famosa de la isla, en la que la frescura del limón y la naranja se une a las notas de las algas y la madera de cedro. Fresca y única.

Otras de sus fragancias estrella son Aria Di Capri, Caprissimo, Corallium  o Mediterráneo. Todas ellas son pequeñas obras de arte que vale la pena conocer. Aunque la firma tiene boutiques propias en los rincones más exclusivos de todo el mundo (Nueva York, Hong Kong, Paris, Positano…), y sus perfumes se pueden comprar en las mejores tiendas nicho, nada como conocerla en sus mismas raíces: la romántica isla de Capri.