Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

16 diciembre 2010   Por:

Recetas sanas y light en Navidad

 

Recetas light
Recetas light
¿Comida light y ligera en Navidad? Parece una idea de ciencia-ficción, pero aunque puede resultar difícil imaginar, es posible. Si estás a dieta o simplemente quieres comer saludablemente, pásate a las recetas más sabrosas y que benefician nuestro organismo.

Sólo hace falta un poco de imaginación y combinar diversos ingredientes que nos aportan los nutrientes necesarios. Te recomendamos algunos platos.

Fáciles y rápidas de hacer, con multiples sabores… Nada mejor que una gran ensalada como primer plato. Ya sabes que en la variedad está el gusto, y todo depende de los ingredientes que le pongas. Alcachofas, tomatitos cherry, frutos secos, aceitunas, cebollas y mozarella es sólo un ejemplo, pero hay miles. Ahora tienes que regar con una deliciosa vinagreta de mostaza o bien aceite de sésamo; es el toque final que gustará a todos los comensales.

Las cremas de verduras y hortalizas son platos bajos en calorías que van bien en todas las estaciones del año. Para diciembre, es mejor platos calentitos. Sorprende a todos en tu menú de Navidad e incorpora una sopa japonesa, de miso y tofu. El sabor es muy diferente a lo que estamos acostumbrados. Otra sopa especial es la que suelen ofrecer en muchos países anglosajones, lleva aceite de oliva, cebolla, laurel, patata, agua, crema de leche desnatada, trocitos de pescado (preferiblemente bacalao ahumado) y una pizca de sal y pimienta.

recetas light
recetas light

Por otra parte, si te decantas por las cremas, recomendamos las de zanahorias o calabaza con un poco de jamón serrano y añadiremos albahaca y una hoja de menta. Otros especiales son los consomés de setas y trufa o ya más tradicional sopa de pescado con un poco de arroz.

Entre los segundos, también son fáciles de hacer los rollitos de pavo rellenos de ciruelas o jamón dulce.

 Además de ser un plato poco pesado, gusta a toda la familia, especialmente a los niños. Elige los pescados antes que las carnes, siempre ayudan a mejorar la digestión y ofrecen las vitaminas necesarias. Entre estos, los pescados azules, como el atún, el salmón o la trucha son especialmente recomendables. Los podemos condimentar con soja, cebolla caramelizada, tomates secos y una picada de almendras a la que podemos añadir un poco de vino blanco. Son recetas que, fundamentalmente, no te pesarán y así harás hueco para algún dulce, que también puedes comprar sin azúcar y bajos en grasa.

 

Fotos: sxc