Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

4 julio 2012   Por:

Tratamientos last minute para el verano

 

¿Se te ha echado el tiempo encima y aún no estás lista para lucir tu cuerpo en la playa? No te preocupes: no hace falta que recurras a peligrosas dietas milagro ni que te enfundes un traje de neopreno durante todo el verano para no enseñar tu cuerpo. Afortunadamente, la medicina estética tiene soluciones infalibles con las que te podrás poner a punto en muy poco tiempo y olvidarte de problemas como la grasa localizada, la flacidez o la celulitis. Algunas, ¡efectivas en sólo una sesión! No te las pierdas, y no renuncies a lucirte en las vacaciones.

Estos tratamientos son perfectos para el verano, ya que no requieren protección solar, pueden llevarse a cabo sobre pieles bronceadas, no dejan ninguna marca visible (como hematomas o inflamaciones), no tienen efectos secundarios y te permiten seguir con tu vida normal inmediatamente. ¿Te apuntas?

Los tratamientos SOS Last Minute de Instituto Médico Láser  son totalmente personalizados, indoloros y no invasivos. Para controlar la flacidez y el volumen, sus expertos proponen una sola sesión de Radiofrecuencia Monopolar Capacitativa, que consigue de forma casi inmediata un alisamiento de la piel y una reducción inmediata de contorno.

Para la celulitis más rebelde, la mejor opción es la mesoterapia soft, menos molesta que la mesoterapia tradicional y sin agujas, a través de una serie de poros virtuales que se abren en la piel por los que se introduce una serie de principios activos que combaten directamente la celulitis, como la carnitina o la fosfatidil-colina. Se recomiendan de 2 a 3 sesiones semanales hasta un total de diez, según los casos.

Terminamos con un remedio infalible para la retención de líquidos: la vacumterapia micro, qie a través de dos rodillos con pequeñas perforaciones que ejercen una suave presión aspirativa crea un efecto de vacío fragmentado, muy beneficioso para eliminar líquidos. Para obtener resultados óptimos se recomiendan diez sesiones, a razón de dos o tres por semana.