Cerrar
 

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.

23 junio 2012   Por:

Verano: hidrata tu cuerpo

 

¿Quieres lucir este verano una piel perfectamente bronceada, uniforme y sana este verano? La clave está en hidratarla a diario, para que ni el sol, ni el agua del mar o las piscinas, ni ningún otro factor externo apague su belleza. Sin embargo hay dos pasos previos que debes tener muy en cuenta para una piel ideal este verano: exfoliación y protección solar.

El primer paso para lucir una piel bonita en verano es exfoliarla debidamente con un producto que no la agreda, y así asegurarte un bronceado uniforme. Eliminando todas las células muertas conseguirás que no queden unas zonas con más color que otras, y ayudarás a la piel a renovarse. Si por cualquier motivo te excedes con el sol (el segundo paso), evita exfoliarte hasta que la piel se recupere.

Paso dos: protegerse correctamente del sol. Evita quemarte y no tengas prisa por conseguir una piel bronceada. Si lo haces poco a poco y con la protección adecuada, lograrás un tono mucho más bonito y salvaguardarás la salud de tu piel, al tiempo que evitas la aparición de manchas y las quemaduras.

Por último, aunque no menos importante, nuestro objetivo de hoy: una piel hidratada. Es un gesto básico que debes realizar a diario, tanto en verano como en invierno, y tienes muchas opciones para hacerlo: seguro que encuentras una que te encaja. Cremas, bálsamos, lociones, aceites, sprays, mantecas… Dependiendo de tus gustos, tu tipo de piel y sus necesidades, utiliza la que más te convenga. Las pieles muy secas o estropeadas agradecen los cuidados extra que aportan los aceites y las mantecas, más untuosas y con texturas muy ricas. Si por el contrario lo que buscas es hacerlo de forma rápida, que el producto se absorba al instante, y poder vestirte enseguida, elige una loción o un spray.

Imagen: Dreamstime.